15 de Noviembre de 2019| Última actualización 17:31 GMT

Afinar consensos con la Alianza del Pacifico y la Unión Europea

Alfonso González Núñez | 10 Marzo del 2016

Es imperativo el cierre de las negociaciones con la Unión Europea (UE). Como también es menester adelantar en las conversaciones con la Alianza del Pacífico (AP). Estos dos potenciales acuerdos bilaterales, el primero en etapa de finiquito, representan para el MERCOSUR, una vez operativos, su completa inserción en la vanguardia de la globalización, el ingreso al núcleo mundial del comercio donde se debaten y resuelven presente y futuro de los mercados internacionales.

 

El 2016, con la alternancia política verificada en el Ejecutivo argentino, factor gravitante para el grupo en materia de libre intercambio, se impone armonizar posiciones en base a los intereses y necesidades de los ciudadanos, como organismo regional, a sabiendas de que la prosperidad y evolución de los conglomerados de Estados independientes se halla sujeta indefectiblemente a la observancia escrupulosa de los objetivos y metas que rigen las diversas entidades de la integración.

 

La plena apertura de las respectivas fronteras nacionales y el cruce de los confines comunitarios rumbo al exterior promocionando el conjunto de ofertas del bloque, son las acciones ineludibles e insustituibles a desplegar si en verdad se pretende penetrar y crecer en un ámbito universal en que la competencia por las mejores plazas demanda a los protagonistas eficiencia, calidad, variedad, precios atractivos, y stock abundante, resumida en una sola frase: avenencia total con la moderna y versátil sociedad de consumo.

 

Conforme al calendario de actividades proporcionado por la presidencia pro témpore del Uruguay, y en el marco de las tratativas con la UE, el lunes 7 de marzo del corriente se reunirá en Montevideo el Grupo Mercado Común (GMC), dando así continuidad al encuentro de trabajo realizado el pasado 28 de enero. Es probable, y más que conveniente, que para la fecha mencionada en principio se disponga de un dictamen concluyente de esa repartición técnica respecto a las propuestas comerciales unificadas que será presentada.

 

La agenda exterior contempla, asimismo, que el domingo 28 de febrero venidero, cancilleres y ministros de economía del MERCOSUR y la AP deliberarán en torno a un plan de acción común en áreas específicas, entre las que sobresale nítidamente la facilitación del comercio, proyecto que se plasmará en un documento que apunta a la convergencia estructural gradual y sostenida de ambas asociaciones, dirigida a abrir las puertas de las más rentables y exigentes plazas comerciales a la producción de los países del sub continente americano.

 

En simultáneo a los impostergables y bien conocidos compromisos y desafíos de orden interno previstos para el semestre en curso, el afinar consensos con los interlocutores del momento, haciendo puntuales concesiones en un régimen de reciprocidad equilibrada y consideración al grado de desarrollo de cada concurrente, constituye tarea vertebral de los miembros fundadores reacios, particularmente los predominantes, a expandirse en función de equipo allende los límites geográficos del espacio compartido.

 

Por tanto, la Presidencia de la Delegación de Paraguay en el Parlamento del MERCOSUR exhorta a los gobiernos a que aborden y profundicen cuanto antes una política de entendimiento uniformando enfoques y perspectivas, de cara a las negociaciones con los esquemas de integración que se encuentran en proceso.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar