18 de Noviembre de 2019| Última actualización 16:09 GMT

China, comprador mundial de productos agrícolas, pesqueros y alimenticios

editor - LRMartinez | 09 Octubre del 2014

Resulta innecesario hacer un esfuerzo para intuir con cierta certeza la posición que ocupa China en el mundo hoy. Su creciente participación en la economía mundial, al igual que su tendencia exponencial a la demanda de productos agrícolas, pesqueros y alimenticios, la ubican entre los primeros importadores mundiales.

Según el informe “China como comprador mundial de alimentos”, difundido por la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) de Chile, la mayor demanda de estos productos por parte del país asiático tiene su origen en la paulatina migración de las poblaciones rurales a las ciudades, dejando al sector agrícola deficiente.

Las importaciones chinas de productos agrícolas, pesqueros y alimenticios alcanzaron una tasa de crecimiento de 21,5% anual desde 2001, mientas que el total de las importaciones lo hicieron a un 18%.

En 2001, el total de las compras de China, de estos productos sumó 9,8 mil millones de dólares, lo que representó el 2% del total de compras realizadas a nivel mundial. Y en 2013, las importaciones chinas sumaron 100,8 miles de millones de dólares, es decir, un 6,7% de las compras mundiales de alimentos.

En este sentido, el evidente crecimiento sostenido experimentado por China la convierte en un atractivo mercado. La estructura de las importaciones del sector en 2013, reportó que las semillas y frutos oleaginosos representaron el 42% del total importado; seguido por las grasas y aceites animales o vegetales con el 11%.

Por su parte, productos como pescados y crustáceos representaron el 6%, al igual que la carne y despojos comestibles. En consecuencia, los productos mencionados en su conjunto alcanzaron el 65% del total de las compras de alimentos del país asiático.

Las proyecciones que dan como resultado de los estudios internacionales estiman que la población china continuará creciendo a un ritmo sobresaliente sobre la media mundial, “más de tres veces que los países industriales”, lo que consignará una mayor demanda de productos agrícolas y alimenticios.

Sin bien China podría continuar expandiendo su producción agrícola, pero los analistas estiman que lo haría “por debajo del resto de la economía china”.

Las importaciones aumentarían, por ejemplo, para el maíz (21%), las carnes rojas (20,7%) y el aceite de soya (14%), y más modestamente para el sorgo (10%), trigo (5,8%), cerdo (4,6%) y carne de ave (3,8%). No obstante, se prevé que las importaciones de arroz sufran una caída de 2,3%.

Siguiendo la perspectiva de crecimiento, China podría aumentar sus importaciones totales de alimentos en casi 20 mil millones de dólares anuales en los próximos cinco años.

Entre los principales países de procedencia de las importaciones chinas de productos alimenticios al menos cinco son iberoamericanos: Argentina, Chile, España, México y Perú.  

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar