18 de Noviembre de 2019| Última actualización 06:04 GMT

COP20 negocia el clima y una agenda post-2015

La propuesta del COP20 debe” propiciar cambios en los patrones de producción y consumo en el mundo, que asegure desarrollo económico, pero sin efecto invernadero”.

LRM - Editor | 05 Diciembre del 2014

La 20 Conferencia de las Partes (COP20) sobre cambio climático, reúne a representantes de 195 países y miembros de la sociedad civil, quienes están discutiendo en Lima, Perú, la elaboración de un borrador con las bases para un nuevo tratado mundial destinado a revertir el calentamiento del planeta.

 

Los delegados deberán, antes del 12 de diciembre, acordar el documento que será presentado en septiembre próximo, en 2015, ante la Asamblea General de la ONU, que deberá ratificar la redacción final.

 

La propuesta, en esa instancia, tendrá que enfrentar la 21 COP en París, de donde deberá surgir el nuevo tratado climático, para que entre en vigor en 2020.

 

En ese sentido, el acuerdo parcial del nuevo protocolo climático, que debe suscribirse en París el próximo año, tendrá especial importancia tanto para los negociadores climáticos como para la nueva agenda de desarrollo sostenible impulsada por la ONU.

 

El mayor desafío para los participantes del encuentro en Lima, es convertir el cambio climático en un ODS (Objetivo de Desarrollo Sostenible), que en 2015 reemplazará a los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), en la agenda post-2015 de la comunidad internacional para impulsar el desarrollo.

 

Asimismo, coincidieron en el impacto que tiene el cambio climático en diferentes sectores del desarrollo, como la agricultura, la salud o la vivienda, y la importancia en la lucha contra la pobreza, la mejora de la calidad de vida y las condiciones del planeta.

 

“Si se mantiene el ritmo actual de emisiones de gases de efecto invernadero, las poblaciones más vulnerables serán las más afectadas”, destacó el informe publicado el 2 de noviembre por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) difundido por la prensa.

 

Según el viceministro de Gestión Ambiental de Perú, Mariano Castro, la Conferencia “debe propiciar cambios en los patrones de producción y consumo en el mundo, que asegure desarrollo económico, pero sin efecto invernadero”.

 

Además, el funcionario peruano destacó que se requiere una economía global “baja en carbono”, que promueva “las sinergias necesarias, a efectos de responder a las necesidades de crecimiento, pero desarrollando actividades e inversiones que no admitan efecto invernadero”.

 

Por su parte, la secretaria de la Convención Marco sobre el Cambio Climático de la ONU (UNFCCC), Christiana Figueres, destacó que “llegar a la neutralidad climática no es fácil, porque tenemos un modelo de desarrollo que ha hecho exactamente lo opuesto durante 150 años, al aumentar los niveles de emisión de carbono a la atmósfera”.

 

Para Figueres, cada país deberá anunciar antes de la COP21 las metas de reducciones de gases de efecto invernadero, las que deberán disminuir entre un 40% y 70% para el año 2050, y eliminarse casi en tu totalidad para el 2100.

Se espera que concluida esta etapa del encuentro, Voces por el Clima, se inicie la próxima semana la conferencia donde se integrarán las propuestas de los delegados con los organismos gubernamentales para cristalizar en decisiones políticas concretas.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar