13 de Noviembre de 2019| Última actualización 22:05 GMT

Diplomacia suramericana para solucionar litigios relativos a inversiones

Dario Cervantes Padilla | 02 Octubre del 2014

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) organización internacional nacida en 2008 para impulsar la diplomacia regional, y formada por Argentina, Chile, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana y Surinam; está impulsando la creación de un mecanismo diplomático regional para solución de controversias comerciales.  

Según el Presidente Interino del Grupo de Trabajo de expertos de UNASUR, Marco Albuja, el Centro de Resolución de Controversias para Inversiones de la UNASUR empezará su trabajo pronto en el 2015.

El Centro sería el organismo competente para resolver todo tipo de controversias que pudieran producirse en el marco de acuerdos comerciales o contratos de inversión. Evidentemente, sus actuaciones, en ningún caso tendrían el carácter de retroactivas.

Una de las singularidades de este mecanismo que aún se encuentra en proceso de construcción, radicaría en que no se trataría de un tribunal que dicta sentencias coercitivas en materia de inversiones, sino más bien, la UNASUR buscaría configurar a dicho Centro como un mecanismo alternativo a tribunales convencionales,  para dar solución a controversias desde el ámbito de la conciliación, mediación y arbitraje.

Además, el Centro no tendría competencia únicamente para conocer de los llamados Tratados Bilaterales de Inversiones, sino también cualquier litigio  de inversión, aunque no estuviera amparado por aquellos convenios bilaterales.

De esta forma, este mecanismo entraría en competencia frontal con el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial, organismo ante el cual se ventilan actualmente, las controversias comerciales relativas a inversiones privadas internacionales, y países donde tales inversiones se realizan.

Hasta su entrada en funcionamiento prevista para el 2015, quedan por formalizar aspectos como el Acuerdo Constitutivo respecto de la naturaleza jurídica; el objeto del mecanismo; jurisdicción; funciones; estructura y financiamiento del Centro. No hay duda que este mecanismo suramericano tendrá al CIADI  como su principal  contendor en materia de jurisdicción y competencia, no por pertenecer al Banco Mundial, sino por la aceptación o no, en caso de litigio, de parte de los inversores internacionales, respecto de la competencia del mecanismo regional de UNASUR.

 


Dario Cervantes Padilla. Especialista en economía del desarrollo; derecho internacional de comercio; cooperación internacional, pilotaje y evaluación de políticas públicas. Relación académica con la Universidad Central de Ecuador y el Instituto de Altos Estudios Internacionales y de Desarrollo (IHEID) de Ginebra-Suiza.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar