18 de Noviembre de 2019| Última actualización 10:52 GMT

El bloqueo comercial a Cuba, una amenaza de más de 50 años

Juan Carlos Sosa | 03 Octubre del 2013

A más de medio siglo del inicio del embargo comercial, económico y financiero de Estados Unidos en contra de Cuba, más de 40 naciones participantes de la 68 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas solicitaron rever la medida.

Cada uno a su tiempo, presidentes, ministros y cancilleres pidieron el cese de lo que Washington reconoce como embargo. El mismo, recordamos, se instauró en 1960, como una respuesta estadounidense a las expropiaciones que el Gobierno cubano realizó a propiedades de ciudadanos y compañías su país en la isla.

Desde entonces, Cuba, contabilizó pérdidas millonarias y un gran deterioro socioeconómico, que afectó su desarrollo.

En lo que se vive como un cambio de paradigmas en el orden económico mundial, la medida vuelve a ser cuestionada por los numerosos países, incluso hasta catalogarla de irracional. 

Desde 1992, es decir, más de diez años, Estados Unidos viene ignorando, se podría decir sistemáticamente, las resoluciones que por mayoría se aprueban en la Asamblea General de Naciones Unidas al respecto del cese de la medida unilateral. 

Incluso, en 1999, el presidente Bill Clinton amplió el embargo comercial prohibiendo a filiales extranjeras de compañías estadounidenses comerciar con Cuba por valores superiores a los U$S 700 millones. 

Sin embargo, Estados Unidos se encuentra entre los cinco principales socios comerciales de la isla. El 6,6% de las importaciones cubanas proceden de Estados Unidos, país al que compra 96% de arroz, 70% productos avícolas, entre otros. 

Pese a esto, el comercio entre ambos países está sujeto a estrictas regulaciones y condicionamientos, como el pago en efectivo y al contado de todos los productos que se importan desde Estados Unidos a la isla.

Cabe mencionar que Cuba importa un total de U$S 1.000 millones en productos agrícolas a diferentes países como Estados Unidos, Argentina, Brasil y Canadá, entre otros europeos.

Si bien el presidente Barack Obama eliminó parcialmente restricciones que pesaban sobre viajes, comunicación y envíos de remesas, entre otros, en vía a flexibilizar la relación bilateral.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar