15 de Noviembre de 2019| Última actualización 17:29 GMT

Europa frenará el crecimiento del comercio mundial en 2012

El comercio mundial crecerá alrededor de 3.7% durante 2012. La crisis de la deuda que se vive en Europa tiene un impacto mediante un recorte en el crecimiento de

Alejandro Díaz-Bautista | 30 Agosto del 2012

Hay una desaceleración del ritmo de exportaciones e importaciones mundiales, que crecieron a una tasa del 5% en 2010, debido a la incertidumbre que se vive en la zona euro, que representa cerca a un 40% del total de los intercambios comerciales mundiales.

La crisis de la deuda que se vive en Europa ha tenido un impacto en el crecimiento del comercio mundial durante 2012, por lo que se espera que el comercio mundial crezca alrededor de 3.7% durante este año.

La crisis de deuda soberana, las bajas tasas de crecimiento del PIB y el alto nivel de desempleo en la Unión Europea (UE) representan las incertidumbres y los riesgos que pueden afectar el comercio mundial y solo se verán compensados por una robusta recuperación de la economía de Estados Unidos en los próximos meses y años.

Durante 2011, el valor en dólares del comercio mundial de mercancías aumentó en un 19%, llegando a los U$S18.2 billones, y superó así el nivel máximo de U$S16.1 billones alcanzado en 2008.

Durante el año 2011, Estados Unidos registró un incremento de las exportaciones del 7.2%, por detrás de China, que registró un incremento de 9.3%. Recordemos que durante las últimas cuatro décadas, el comercio internacional ha pasado de ser una pequeña parte de la actividad económica para convertirse en casi la tercera parte de la actividad económica doméstica de los Estados Unidos.

Con el fin de abastecer las necesidades de la economía norteamericana, las empresas manufactureras y de servicios se han especializado en ser empresas más eficientes capaces de producir bienes y servicios para el mercado internacional.

Como el comercio internacional se ha convertido en un componente cada vez más importante de la economía de los Estados Unidos, mucho de lo qué se produce hoy en día en el país del norte es destinado para la exportación. Mientras las ventas al exterior de bienes con relación al PIB casi se duplicaron durante las últimas cuatro décadas a más del 7%, las exportaciones de bienes en proporción a la producción de bienes se triplicaron a casi el 40%.

La economía mexicana se encuentra integrada comercialmente y económicamente a la economía de los Estados Unidos. Uno de los factores que ha apoyado a la economía nacional ha sido el auge de la industria automotriz, ya que en los últimos años se ha incrementado el número de armadoras instaladas en México.

La cercanía con los Estados Unidos ofrece ventajas competitivas para México, ya que a las empresas les resulta más redituable transportar sus productos desde México que de lugares como China.

México es uno de los tres países integrantes del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que integra junto con sus vecinos norteamericanos, los Estados Unidos y Canadá. México es un importante exportador de petróleo y es también un importante vendedor de manufacturas, desde productos textiles hasta automóviles, hacia los mercados internacionales.

Durante 2011, México tuvo un nivel de exportación récord de automóviles, una de sus principales industrias, con 2.14 millones de unidades. Las exportaciones del mercado de automóviles hacia Estados Unidos crecieron 6.7% el año pasado, mientras que a otras regiones como Europa se elevaron casi 24% y hacia América Latina subieron cerca del 56%.

Por su parte, Alemania es la excepción europea en materia de comercio, sobre todo porque su fortaleza no está solo en el mercado intraeuropeo, sino en el mercado internacional. Alemania espera ser la segunda mayor potencia exportadora del mundo el próximo año.

Alemania aumentará sus exportaciones en 2013 en 6%, mientras que para el año en curso se espera un crecimiento de un 4%. Este país se beneficia en la actualidad de la baja cotización del euro, que abarata las exportaciones de sus empresas. El intercambio de mercancías con los mercados emergentes sigue ganando fuerza entre las empresas. Las exportaciones alemanas aumentarán en Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica el próximo año cerca de un 15%.

El análisis de la economía internacional nos indica que en la actualidad, las economías en desarrollo avanzan a un ritmo más rápido que las economías desarrolladas, especialmente Latinoamérica y Oriente Medio. Se espera que las economías desarrolladas tengan un crecimiento del 2% para las exportaciones y del 1.9% para las importaciones, mientras que para los países emergentes, del 5.6% para las exportaciones y del 6.2% para las importaciones.

Para el año 2013, se espera que el crecimiento global del comercio pueda llegar al 5.6%, si la producción mundial crece un 2.1%.

Los riesgos sobre el comercio mundial son que se produzca una contracción económica más pronunciada que la prevista, además de que la crisis de deuda soberana en la zona euro se contagie a otras regiones del mundo o si hay un rápido incremento de los precios del petróleo, lo que tendría impactos negativos en el comercio mundial.

Sin embargo, en las economías emergentes, las autoridades deben estar preparadas para hacer frente a la disminución del comercio y la alta volatilidad de los flujos de capital.

Finalmente, hay una perspectiva moderada de crecimiento para la economía mundial si los responsables políticos de Europa no toman medidas inmediatas para llevar a la región fuera de la crisis de la deuda durante 2012. Han pasado más de tres años desde el colapso comercial de 2008-2009, pero el análisis económico y comercial nos indica que la economía mundial y el comercio permanecen frágiles.

 

Por Alejandro Díaz-Bautista, doctor en economía por la Universidad de California, Irvine, Maestría en economía por la Universidad de California y licenciado en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar