22 de Julio de 2018| Última actualización 20:16 GMT

Importantes conclusiones de Foro Económico Mundial para América Latina

Marco Trade News - Fuente: AFP – EFE | 20 Marzo del 2018
200910201144401new_models_of_competitiveness_in_the_global_economy_big

Autor imagen: Internet - Archivo

 

Con importantes definiciones, culminó en San Pablo, Foro Económico Mundial (WEF) en su versión para América Latina, tras tres días de deliberaciones con la presencia de 450 líderes destacados a nivel internacional, a los que se sumaron 20 ministros y jefes de Estado.

 

La falta de infraestructura, la necesidad de redefinir la planeación y construcción de las obras que necesitan los países para consolidar su crecimiento, el rol de las multilatinas en la inversión regional, la necesidad de innovación tecnológica para las ciudades, son algunas de las conclusiones a las que se arribó.

 

Una de las conclusiones del Foro Económico es el desafío que representa para la región, la falta de infraestructura y la necesidad de redefinir la planeación y construcción de las obras que necesitan los países para consolidar su crecimiento.

 

Uno de los objetivos principales del Foro Económico en su versión latinoamericana, que se llevó a cabo en Sao Paulo, Brasil, fue precisamente discutir los principales retos que enfrenta la región en su camino hacia un mayor desarrollo y crecimiento económico. La pobre infraestructura, es uno de los problemas más recurrentes en Latinoamérica y fue tema central  de discusión de todo el encuentro en su edición 2018.

 

Expertos en la materia, aseguran que para solucionar este problema hay que estimular la inversión extranjera. Según Marienne Coutinho, consultora de KPGM, “con la inversión extranjera vienen el recurso financiero, la tecnología, los empleos, así que, a pesar de existir pros y contras, pienso que esta inversión es una herramienta muy importante para el desarrollo económico de los países de América Latina”.

 

La dificultad que presenta la región para ese incremento de la IED reside, según algunos analistas, en una visión arcaica de corte populista y seudo progresista, instalada en amplios segmentos de la dirigencia política y sindical de la región, atada a conflictos de la primera mitad del siglo XX y muy alejadas de los retos que plantea el mundo del siglo XXI.

 

Hay inversiones específicas que se necesitan para que la región sea más competitiva en el mercado mundial y es urgente realizarlas si se quiere avanzar hacia el desarrollo regional. De acuerdo con Adriana Recco, de ABB, las necesidades van “desde carreteras, autopistas, puertos, terminales marítimas, infraestructura de sistemas hídricos, de producción agrícola y de transporte”.

 

La lista de necesidades es larga en la región. Pero según el WEF, la construcción de infraestructura debe realizarse con integración de la planeación y el diseño hasta la construcción, operación y mantenimiento, para así integrar toda la cadena, hasta el producto final de la industria.

 

Entre sus conclusiones, el Foro sostuvo que “debe mejorarse en áreas como la innovación, el desarrollo del capital humano, la seguridad de las inversiones y la eficacia institucional”.

 

En el segmento de energía se señaló que la mayoría de los países América latina no está bien preparada para afrontar la transición energética, advirtió un informe publicado por el WEF regional. Para llegar a esa conclusión se examinó el desempeño de los sistemas energéticos actuales bajo tres dimensiones distintas: acceso y seguridad energética, sostenibilidad ambiental del sistema y potencial de crecimiento y desarrollo económico inclusivo. Y asimismo se analizó en qué medida existen condiciones que faciliten una transición hacia un sistema de bajas emisiones de CO2.

 

Para la realización del informe, el análisis del Foro revisó 114 países, según el estado de sus sistemas energéticos actuales y su nivel de preparación estructural para adaptarse a las futuras necesidades de energía. De lo que se concluye que los países de la región que muestran mejor desempeño son Uruguay (puesto 13), Costa Rica (20), Chile (24) y México (28). El informe menciona que dos países como Colombia (32) y Brasil (38) si bien “cuentan con sistemas energéticos con buen desempeño debido a sus abundantes recursos naturales”, tienen un “nivel de preparación bajo para la transición por deficiencias en capital humano y fallas en sus instituciones y marcos regulatorios”.

 

Por último, según el Informe, hay un grupo de países de la región que claramente no están preparados para la transición que son Perú (34), Paraguay (37), Panamá (39), Ecuador (48) y Argentina (56), el único de los tres grandes países de América Latina que ocupa la peor posición en cuanto a la situación de sus sistemas energéticos.

 

En el marco del Foro también se presentó un estudio sobre las 100 multilatinas más relevantes, elaborado por The Boston Consulting Group (BCG). Una de las grandes conclusiones es la importancia del sector privado en el impulso necesario para incentivar la inversión y productividad de la región. Se destaca el crecimiento de esas empresas desde el 2009 y cómo este desempeño redunda en beneficio de los países. Las multilatinas registraron un crecimiento de ingresos anuales del 5,2% (2008-2016), los rendimientos de accionistas de 12% (2000- 2016) y la expansión de empleo en estas empresas fue de 2,6% muy por encima del promedio regional de 0,3% (2013-2016).

México (28), Brasil (26) y Chile (18) siguen teniendo el mayor número de multilatinas. Mucho menor es el desarrollo de estas empresas desde el 2009 en Colombia (11), Argentina (9)  y Perú (5) pero también es significativo. Así mismo, entraron en la lista del BCG tres multilatinas de Costa Rica, Panamá y El Salvador, una por cada país.

 

Pero no solo las grandes empresas son importantes en el desarrollo regional. El incentivo a la creación de startups también es clave, y los gobiernos tienen un papel preponderante en esa labor. En entrevista con France 24, el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, aseguró que en China se crean unas 10.000 empresas al día, y dio algunas claves de lo que deben hacer los gobiernos: “Pueden reducir la burocracia lo más posible, se debe poder crear una empresa en dos días y no en 90. Y también pueden asegurarse de que haya vínculos con universidades, con la ciencia, pueden crear impuestos para apoyar el emprendimiento y finalmente deben tener un papel en el financiamiento, dando capital semilla a las startups”.

 

Otra de las grandes conclusiones del Foro estuvo vinculada a la innovación tecnológica para las ciudades. La digitalización y el uso de la tecnología en infraestructuras todavía es muy baja en las ciudades latino-americanas, pero esto puede representar una importante oportunidad de negocio.

 

¿Qué aspectos definen a una ciudad inteligente? Este fue uno de los temas centrales del Foro Económico de Brasil. Según Cristina Palmaka, presidenta de SAP Brasil, algunos de los parámetros que definen este tipo de urbe son la gobernanza, la tecnología, la planificación urbana y el transporte: “Una ‘smart city’ utiliza lo mejor de la tecnología. Eso genera mucha información y datos, muchos beneficios”.

 

Se calcula que para el año 2025 habrá más de 26 ciudades inteligentes en el mundo, más de la mitad de ellas en Europa y Norteamérica. Según la ejecutiva, la digitalización en la región todavía es muy baja, así como el uso de la tecnología en infraestructuras. Sin embargo, este atraso puede representar importantes oportunidades de negocio, ya que el 80% de la población latinoamericana vive en zonas urbanas.

 

Para Palmaka, los gobiernos latinoamericanos tienen una tarea pendiente en cuanto a inversión en tecnología, que siempre redunda en el crecimiento económico de los países. “Es necesario allanar el camino hacia ciudades inteligentes en versión latinoamericana”.

 

 


0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar