18 de Noviembre de 2019| Última actualización 10:53 GMT

La ecología y el comercio son parte de nuestra vida

Alicia Parente | 06 Septiembre del 2012

La ecología es la ciencia que estudia a las relaciones de los seres vivos entre si y con su ambiente. El comercio es una actividad social y económica que implica una transacción que se lleva a cabo con el objetivo de comprar o vender un producto.

¿Cuál es la relación entre estos dos conceptos aparentemente tan alejados y diferentes entre sí?

Aunque a simple vista no lo parezca, ambos conceptos guardan una estrecha relación. No podría haber comercio sin ecología ya que el hombre usa el 80% de los recursos naturales con los que cuenta el planeta para sus actividades económicas, sin preocuparse mayormente por devolver algo de lo que toma de la naturaleza.

Para el comercio internacional, los ríos, mares y océanos son el recurso natural más importante, ya que el 90% del comercio mundial se mueve a través del transporte marítimo. Sin este, el comercio intercontinental, el transporte a granel de materias primas y combustibles y las importaciones y exportaciones masivas de productos alimenticios y manufacturados sería imposible.

Pero ¿qué medidas se toman para cuidar los recursos naturales tan importantes como el agua del planeta?

Los buques funcionan de los derivados del petróleo, es por ello que debe existir una protección antes las acciones contaminantes para no generar daños a terceros.

En ese sentido, la OMI (Organización Marítima Internacional) dispone de más de 60 instrumentos legales que dirigen el desarrollo regulador de sus Estados miembros para proteger el ambiente marítimo, mejorar la seguridad en el mar y facilitar el comercio entre estados marineros.

Los tratados internacionales relativos al cuidado del medio ambiente buscan conservar la ecología y evitar la contaminación controlando el comercio por medio de las leyes ambientales. El Protocolo de Kioto sobre el cambio climático es un ejemplo de un acuerdo internacional que tiene por objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

Las leyes ambientales buscan controlar la contaminación e indican cómo reciclar y que residuos deben  reutilizados o desechados ya que por medio marítimo, aéreo o terrestre se dejan muchos desperdicios tanto tangibles como intangibles.

Ayer los países que integran el Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) consensuaron una primera lista de productos ecológicos, que, según informaron, podría ser ampliada durante los próximos días.

La APEC considera que un producto es calificado como ecológico si es producido respetando el medio ambiente y mediante el uso de energías limpias y sostenibles.

Los expertos consideran que la elaboración de una lista de productos ecológicos con preferencias arancelarias sería un hito histórico en el comercio mundial en su objetivo de que las economías sean más sostenibles.

Hay muchas maneras de colaborar con el medio ambiente, el primer paso es tomar conciencia de que los recursos naturales de nuestro planeta no son infinitos. No basta con acatar las reglas o tratados internacionales, porque si no tenemos interiorizado el concepto de cuidar nuestro ambiente, siempre se encontrará una válvula de escape donde se dañe al medio ambiente. Debemos enseñar a nuestros descendientes que el cuidado de la naturaleza es parte fundamental de la vida en sociedad, como también lo es la actividad comercial.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar