Saturday, 26 de July de 2014| Última actualización 11:23 GMT

La importancia de la industria del transporte marítimo en el comercio internacional

editor | 09 Agosto del 2012

La industria del transporte marítimo es de suma importancia para el mundo moderno. Tiene gran influencia en cuestiones de desarrollo social y económico, como así también es generadora de fuente de empleos, ya que millones de personas en el mundo trabajan en actividades directa o indirectamente relacionadas con los océanos y mares.

Una de los aspectos fundamentales para la economía globalizada de las sociedades modernas se relaciona con los gastos de transporte. Podríamos decir que son la columna vertebral del comercio intercontinental para el transporte a granel de materias primas y la importación y exportación de alimentos y bienes manufacturados.

En los últimos tiempos, el número de buques se ha incrementado enormemente, tanto en los mercados internacionales como en el comercio marítimo de corta distancia, con registros recientes que muestran que en todo el mundo hay millones de profesionales que participan activamente en el comercio internacional.

Satisfacer la creciente demanda de transporte de carga y lograr una mayor reducción de tiempos a partir del envío de la carga, ha conducido a un incremento en la participación de los aspectos normativos y técnicos relacionados con la seguridad de la industria naviera.

Haciendo un poco de historia, la navegación ha sido no solo la principal forma de transporte sino también un vínculo de comunicación para la conexión de ciudades costeras, países y continentes. Sin embargo, el mar siempre ha sido considerado como un ambiente peligroso y difícil para el trabajo. En el mundo moderno, el transporte marítimo fue una de las primeras industrias en implementar normas internacionales de seguridad para reducir al mínimo los accidentes.

Los tratados internacionales marítimos han existido desde el siglo XIX, estableciendo, por ejemplo, procedimientos comunes de navegación para evitar colisiones en el mar. Actualmente, bajo la responsabilidad de la OMI (Organización Marítima Internacional) y totalmente renovados, los tratados siguen siendo el principal instrumento internacional relativo a la seguridad marítima, que abarca áreas tales como diseño de buques, construcción y equipamiento, subdivisión y estabilidad, protección contra incendios, comunicaciones por radio, seguridad en la navegación, transporte de cargas, gestión de seguridad y protección marítima.

En el mundo está cada vez más aceptada la competencia de la OMI en la resolución de muchas de las complejas situaciones conflictivas generadas por las regulaciones nacionales en el comercio mundial. El nivel de ratificación y el cumplimiento de los convenios de la OMI son muy altos en comparación con las normas internacionales adoptadas ​en las industrias terrestres. A nivel mundial se aceptan convenios de la OMI, tales como el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (o SOLAS acrónimo de la denominación inglesa del convenio: "Safety of Life At Sea"), el cual es el más importante de todos los tratados internacionales sobre la seguridad de los buques, y el Convenio Internacional para prevenir la contaminación por los Buques o MARPOL, son sólo algunos ejemplos de las herramientas que se brindan para detener a los barcos extranjeros en los puertos si no se ajustan a las normas internacionales.

La intervención de la OMI ha logrado incrementar notablemente el nivel de seguridad de la industria del transporte marítimo y su desempeño ambiental. Aunque los responsables políticos nacionales y regionales, a veces cuestionan el régimen internacional de reglamentación de la organización, ésta ha asegurado de manera eficiente un acuerdo sobre los complejos requisitos técnicos. De todos los sectores que componen la infraestructura de transporte global, el transporte marítimo tiene probablemente el más bajo perfil público y sin embargo, afecta a cada una de nuestras vidas en lo que consumimos a diario.

En cuanto a su relación con el medio ambiente, en comparación con la industria de transporte terrestre, el transporte marítimo es un contribuyente mucho menor a la contaminación. A pesar de un aumento masivo en el comercio marítimo mundial, datos de varios estudios demuestran que ha habido una reducción sustancial de la contaminación marina en los últimos 20 años, especialmente con respecto a la cantidad de petróleo derramado en el mar.

Como hemos mencionado en otras ocasiones, el transporte marítimo es económica y medioambientalmente la manera más eficiente de transportar mercancías. Hoy alrededor del 90% del comercio mundial es transportado por la industria marítima internacional. Esta industria sólo es responsable de un 12% del total de la contaminación generada por las diferentes actividades económicas humanas.

Las verdaderas dimensiones de las actividades de la industria mundial del transporte marítimo aportan un enorme potencial para lograr el desarrollo sostenible en el mundo mediante el fomento de la prosperidad a través del comercio.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar