13 de Diciembre de 2019| Última actualización 18:19 GMT

“La OMC puede reformarse”: La respuesta de Azevedo a Trump

Marco Trade News | 06 Septiembre del 2018
Omc

Autor imagen: Foto cortesía

El Director General ve la necesidad de mejorar la toma de decisiones por consenso del organismo comercial internacional.

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió la semana pasada que podría abandonar la organización “si no se adaptan”.

Mientras Trump amenaza una vez más con romper con la Organización Mundial del Comercio, desde la organización, su  director general Roberto Azevedo manifiesta que está dispuesto y siempre lo estuvo, a dialogar con EEUU, para lograr la reforma en una serie de áreas, incluido su proceso de toma de decisiones basado en el consenso.

Para Azevedo, los debates son necesarios para que el organismo responda mejor a las necesidades de los miembros. “Si la OMC se adecúa a lo que sus miembros necesitan, creo que es un acontecimiento bienvenido”.

Las quejas de Trump no sorprendieron a Azevedo: “Tengo canales de conversación muy abiertos” con el Representante de Comercio de EEUU, Robert Lighthizer. “Hablamos de esto todo el tiempo (..) Creo que esta conversación ya comenzó”.

Azevedo destaca las discusiones entre EEUU, Japón y la Unión Europea, así como entre la UE y China.

Lighthizer, con el apoyo de Tokio y Bruselas, ha presionado por el cambio para obligar a China a dejar de subsidiar a la industria nacional. La OMC prohíbe las subvenciones para la promoción de exportaciones y exige la notificación de otras subvenciones. 

Pero China no reportó subsidios masivos a las siderúrgicas, medidas que alimentaron una ola de sobreproducción que abrumaba a los mercados globales. Beijing ha dicho que no puede obtener una imagen completa de este apoyo, ya que es proporcionado por los gobiernos por debajo del nivel central.

La toma de decisiones es un área donde Azevedo notó la posibilidad de mejora. Las decisiones requieren el consentimiento de la totalidad de sus 164 países miembros, una regla destinada a garantizar que las naciones emergentes puedan expresar su opinión y no tengan que lidiar con acuerdos desfavorables.

Pero el consenso se ha vuelto más difícil de alcanzar a medida que más países se han unido a la OMC. Las economías emergentes como China, India y Brasil a menudo no logran encontrar un terreno común con EEUU y otras naciones desarrolladas.

Azevedo indicó que busca mantener el sistema de consentimiento unánime, diciendo que "hay muchas formas" de llegar a un acuerdo entre los miembros.

Considera que los acuerdos plurilaterales entre pequeños grupos de países, particularmente en tecnología de la información, son una alternativa. Un ejemplo es el Acuerdo de Tecnología de la Información, firmado en 1996 y ampliado en 2015, que comprometió a los países a eliminar los aranceles aplicados a los productos digitales.

Los cambios en la toma de decisiones abordarían una de las principales quejas de Trump sobre la OMC. Washington se ha sentido frustrado por la presunta incapacidad de la organización para abordar adecuadamente los derechos de propiedad intelectual y otros temas nuevos en más de dos décadas desde su creación. 

Pero el verdadero problm para Trump es que la entrada de países emergentes como China y Rusia en la OMC ha amenazado el papel tradicional de liderazgo de EEUU en la elaboración de normas.

Azevedo expresó su preocupación por el bloqueo de los nombramientos de EEUU al organismo de apelación de la OMC por los problemas percibidos con el sistema de solución de diferencias. El cuerpo se reducirá a solo tres miembros, el mínimo necesario para funcionar, cuando el período de cuatro años de un miembro termine este mes.

El jefe de la OMC dijo que ha instado a Washington a ofrecer propuestas de reforma específicas. Su preocupación es que la conversación “va demasiado lenta”: perder solo un miembro más dejaría el cuerpo de apelación incapaz de operar, dijo el director de la OMC.

En la reciente 20° Cumbre China-UE, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, el primer ministro chino, Li Keqiang  y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pidieron también la renovación de la OMC pero para salvaguardar el sistema de comercio multilateral.

“China y la UE tienen la responsabilidad conjunta de salvaguardar el orden internacional basado en reglas, abogar por el multilateralismo y apoyar el libre comercio”, dijo Li en una conferencia de prensa conjunta después de la reunión, posicionando implícitamente a Beijing y Bruselas contra del proteccionismo de Donald Trump.

Fuente: Agencias – Redacción Marco

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar