18 de Noviembre de 2019| Última actualización 21:14 GMT

Los Mercados internacionales se disparan tras acuerdo que evita abismo fiscal en Estados Unidos

editor | 10 Enero del 2013

Los mercados financieros nacionales y mundiales tuvieron un repunte tras la aprobación del acuerdo que evitó a Estados Unidos caer en el abismo fiscal, aunque no se descarta que continúe la volatilidad en las próximas semanas, por los temas pendientes en los recortes al gasto y el techo de la deuda en los Estados Unidos.

En México, el principal indicador bursátil del país alcanzó un máximo histórico, al ubicarse en las 44,304.17 unidades, con una ganancia de 1.37%, la mayor en 6 meses.

El tipo de cambio bajó 9.22 centavos y el dólar cerró en 12.7782 pesos mexicanos, con lo que ligó 4 jornadas consecutivas a la baja, en las que sumó una caída de 26 centavos.

El peso muestra su fortaleza nuevamente y tiene una semana de avance frente al dólar, acumulando una modesta apreciación, debido a que se evitó el precipicio fiscal en los Estados Unidos a inicios de 2013.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se congratuló de las medidas adoptadas por el Congreso de Estados Unidos, pero considera que estas medidas son insuficientes para poner las finanzas públicas de Estados Unidos en una senda sostenible, sin afectar la recuperación económica. En los Estados Unidos es crucial elevar el techo de la deuda rápidamente y eliminar la incertidumbre en torno a los rubros del gasto que están pendientes.

Para los mercados financieros y cambiarios se siente un alivio por evitar el abismo fiscal y los efectos podrían ser positivos a corto plazo.

Al aprobarse un proyecto de ley que impide la caída de la economía nacional en Estados Unidos en el llamado "precipicio fiscal", el Congreso otorgó al presidente Barack Obama la mayor parte de las nuevas cargas fiscales que había exigido a los ricos, sin reducir el déficit presupuestario, que seguirá aumentando a lo largo de una década. Sin embargo, la aprobación no impedirá nuevas batallas sobre el aumento de los gastos federales y la deuda.

Estados Unidos evitó en el último minuto, las temidas consecuencias del llamado 'precipicio fiscal', gracias a un acuerdo bipartidista que aumentará los ingresos del Estado pero que aplaza las decisiones más difíciles sobre la reducción del gasto público y la deuda.

Por primera vez en 20 años, el Congreso estadounidense ha autorizado un incremento de impuestos para los más ricos. Al mismo tiempo, el órgano Legislativo convirtió en permanentes, para la inmensa mayoría de los estadounidenses, las rebajas fiscales introducidas hace una década por el presidente republicano George W. Bush. El resultado refrenda los acuerdos adoptados en el Senado la jornada anterior y supone una victoria política indiscutible para el presidente Barack Obama, quien hizo de la protección de la clase media una de sus armas electorales durante el proceso electoral de 2012.

El presidente Barack Obama promulgó la ley que evita el "precipicio fiscal", que hubiera provocado un inminente aumento de los impuestos y recortes del gasto público.

Sin embargo, esta ley está lejos de solucionar el problema de la deuda pública estadounidense, que resulta insostenible a largo plazo.

Por lo que se requerirá de otras medidas de reducción del déficit, que serán tomadas "en los próximos meses" luego de nuevas negociaciones entre ambos partidos.

El acuerdo presupuestario aprobado por el Congreso de los Estados Unidos a inicios de 2013 es positivo, pero insuficiente, por lo que es urgente que se llegue a un acuerdo sobre un plan integral para la consolidación fiscal y de reducción de la deuda en los Estados Unidos.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar