15 de Noviembre de 2019| Última actualización 17:29 GMT

Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS): La “nueva” agenda para el desarrollo global de la Organización de Naciones Unidas

Dario Cervantes Padilla | 05 Noviembre del 2015

Parte 1: Descripción

Los objetivos de desarrollo del milenio (ODM) se formularon con singular entusiasmo apenas empezado el nuevo siglo, en el año 2000, con expectativas globales de reducción de pobreza y desigualdades, inclusión social, entre otros. Expectativas a cumplirse en un lapso estimado de 15 años. El plazo se esta terminando, y los resultados de los ODM son claramente mitigables.

Frente al infeliz epílogo de los ODM, la comunidad internacional ha elaborado un “nuevo” paradigma denominado objetivos del desarrollo sostenible (ODS), cuyo proceso se estima así mismo, realizable en un plazo de 15 años, es decir entre 2015-2030. Los ODS emergen como un supuesto grupo de objetivos, indicadores y compromisos a los que todos los países miembros de la ONU deberán considerar en sus agendas políticas de desarrollo durante los próximos 15 años.

Aunque la novedad del supuesto “nuevo paradigma” es discutible, la principal diferencia con el modelo antecesor, quizá, radica en que los Objetivos para el Desarrollo Sostenible incluyen a los países ricos, se trata de un approach o propuesta universal a diferencia de los ODM dedicados de forma linear a los países en desarrollo. Esto significa por ejemplo, que la lucha contra la pobreza será implementada y también monitoreada en los países desarrollados, de igual forma las políticas de medioambiente y cambio climático, como se puede observar más adelante.

Son 17 items los que forman la base de la nueva agenda 2030 de las Naciones Unidas para el desarrollo, y a los que los Estados firmantes se comprometen a:

1. Eliminar la pobreza en todas sus formas y donde esta se manifieste.

2. Eliminar el hambre, proporcionando seguridad alimentaria y nutrición adecuada, y promover una agricultura sostenible.

3. Asegurar una vida saludable y bienestar para todas las edades.

4. Asegurar una educación inclusiva de calidad equitable, y promover oportunidades de aprendizaje continuo para todos.

5. Lograr igualdad de género, reforzando oportunidades para mujeres y niñas.

6. Asegurar viabilidad y gestión sostenible de agua y saneamiento para todos.

7. Asegurar un acceso confiable, sostenible a recursos energéticos modernos.

8. Promover un durable y sostenible crecimiento económico, empleo total y productivo, y trabajo decente para todos.

9. Construir infraestructuras resistentes, para procurar una industrialización inclusiva, sostenible, promoviendo desarrollo e innovación.

10. Reducir desigualdades dentro de un país y entre países.

11. Hacer inclusivas, seguras, sanas y sostenibles las ciudades y todo tipo de asentamiento humano.

12. Asegurar modelos sostenibles de producción consumo.

13. Tomar acción urgente para combatir el cambio climático y su impacto siguiendo las recomendaciones del foro UNFCCC.

14. Conservar un uso sostenible de los océanos, mares, y recursos marinos para el desarrollo sostenible.

15. Proteger, restaurar y promover el uso sostenible de ecosistemas terrestres, gestión sostenible de bosques, combatir la desertificación, parar y revertir la degradación terrícola y pérdida de la biodiversidad.

16. Promover una sociedad inclusiva y pacífica para el desarrollo sostenible, proveyendo acceso a la justicia para todos y construyendo instituciones eficaces, inclusivas y transparentes en todos sus niveles.

17. Reforzar instrumentos para revitalizar e implementar partenariados globales para el desarrollo sostenible.

Fue el viernes 25 de septiembre 2015 en la Asamblea General de la ONU en New York, que los 193 países miembros ratificaron el compromiso de implementar los 17 ODS en sus políticas nacionales de desarrollo, y en sus acciones internacionales de cooperación.

Aunque una cierta atmósfera de pesimismo reina especialmente en los países del sur, respecto de si se lograrán o no cumplir tales buenas intenciones de la Agenda 2030 para el desarrollo, de algo servirán a varios gobiernos desorientados y bloqueados en el determinismo de su supuesta ideología, especialmente de países en desarrollo, cuyo desbloqueo iría en beneficio de todos los ciudadanos, no solo en términos de reducción de desigualdades, sino en términos de respeto a libertades individuales, de justicia, de libertad de expresión, de desarrollo y seguridad humana.

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar