13 de Octubre de 2019| Última actualización 23:43 GMT

Se fortalece la cooperación económica, comercial y energética entre México, Estados Unidos y Canadá

Alejandro Díaz-Bautista | 09 Agosto del 2012

Pese al contexto político, al ser 2012 un año electoral en México y en los Estados Unidos, sin importar quien llegue a la presidencia de este último, las condiciones están dadas para que se mantenga una fuerte relación económica, energética y comercial entre México y los Estados Unidos, al igual que con Canadá.

México, Estados Unidos y Canadá han acordado una mayor cooperación regional, al incrementar el comercio, al igual que una mayor cooperación en el sector energético y en materia de seguridad, así como una mayor integración bajo la Alianza Transpacífica.

Cabe recordar que los mercados energéticos de los tres países de Norteamérica, incluyendo al gas natural y de electricidad, son interdependientes. En el mercado de gas natural, las acciones en el futuro estarán influenciadas por la economía, la tecnología y la política. Recordemos que Canadá y México son importantes abastecedores de petróleo a los Estados Unidos, que a su vez, ofrece a ambos vecinos productos refinados y gasolina. Mientras que la relación energética entre México y los Estados Unidos es clave para las economías de ambos países.

Hay una creciente interdependencia de los sectores energéticos de Estados Unidos y México, y se tienen temas en común en materia energética como el acuerdo transfronterizo de hidrocarburos, desarrollar el mercado energético transfronterizo, el desarrollo del gas con fuentes no convencionales en México, explorar los estándares de eficiencia energética comunes en Norteamérica, las energías limpias y renovables, al igual que fortalecer la sostenibilidad energética en la región.

La expansión de las interconexiones eléctricas entre México y los Estados Unidos ayudará a ambos a evitar apagones y crear un mercado energético transfronterizo más dinámico que incluye nuevos proyectos de energía renovable.

Mientras que México, Estados Unidos y Canadá reforzarán la seguridad energética de América del Norte con acciones en el desarrollo de ciencia, tecnología y ahorro energético, el reto en América del Norte es hacer del uso de energía compatible con el crecimiento económico y con la protección del medio ambiente.

La cooperación entre las tres naciones es importante para el desarrollo de energía limpia y para la adopción de nuevas tecnologías que capturen y almacenen en forma subterránea las emisiones de dióxido de carbono de las plantas generadoras de electricidad en base a carbón. Los tres países promueven la eficiencia energética, al igual que se refuerza la cooperación trilateral en el ahorro de combustibles de los automóviles y en homologar aun más los estándares de consumo, a fin de reducir el uso de energía en los aparatos electrónicos que permanecen encendidos sin usar en hogares y oficinas.

Los países de América del Norte están comprometidos a trabajar con todas las partes interesadas a fin de profundizar la cooperación para aumentar la seguridad energética colectiva, incluyendo la exploración y explotación segura y eficiente de los recursos.

En los próximos años se continuara con el diálogo para identificar formas específicas de incrementar la cooperación en investigación y desarrollo y para reducir las barreras a la adopción de las nuevas tecnologías.

En materia económica podemos mencionar que hay más de U$S1,250 millones en comercio que cruzan la frontera México-Estados Unidos diariamente, por lo que Estados Unidos es el socio comercial más importante de México, y México es el tercer socio comercial de Estados Unidos.

Mientras que los países de América del Norte  han reafirmado su compromiso de continuar desarrollando una asociación política y económica con una visión estratégica de largo plazo. El crecimiento económico, amplio y sustentable, y la creación de empleos continúan siendo la principal prioridad en América del Norte.

El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) ofrecen nuevas oportunidades para profundizar aún más la relación comercial y económica.

El análisis económico nos indica que la composición de las exportaciones mexicanas a Canadá y a los Estados Unidos ha experimentado una mayor diversificación durante el período de vigencia del TLCAN.

Es importante mencionar que la competitividad económica sostenida de América del Norte requiere de cadenas de suministro seguras y de fronteras eficientes. De igual manera, se debe identificar a los sectores en donde se puede profundizar la cooperación regional a través del incremento en el comercio y la inversión. Entre los principales países que invierten en México se encuentra a los Estados Unidos, al igual que Canadá.

La profundización de las relaciones entre México, Estados Unidos y Canadá se ve como un asunto indispensable por la cercanía geográfica, por las relaciones económicas y comerciales y por los beneficios en seguridad y el aumento en la calidad de vida de las sociedades de cada uno de los países.

La situación económica a la que se enfrenta el mundo actualmente, responde a las exigencias de la globalización y la interdependencia, lo que ha generado que los países busquen cada vez más aliarse con su propia región, en aras de aumentar el crecimiento y desarrollo económico y así mejorar el nivel competitivo de cada uno.

Finalmente, los tres países de América del Norte deben continuar sumando esfuerzos para promover una solución global duradera al reto del cambio climático.


Por Alejandro Díaz-Bautista, doctor en economía por la Universidad de California, Irvine, Maestría en economía por la Universidad de California y licenciado en economía por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar