13 de Noviembre de 2019| Última actualización 04:22 GMT

Yacyretá, un condominio extenuado por largas indefiniciones

Alfonso González Núñez | 21 Abril del 2016

Desde año anteriores, toda tentativa del gobierno paraguayo por enderezar satisfactoriamente los desbarajustes administrativos, técnicos y financieros que aquejan a la empresa binacional Yacyreta, han acabado en el más estrepitoso fracaso, no precisamente por negligencia del co propietario de la margen derecha sino por consecuencia directa de la nula voluntad del asociado de la margen izquierda, proverbialmente impasible ante el derecho y patrimonio ajenos.

 

La asunción del nuevo gobierno argentino, supuso, a primera vista, un cambio propicio en el rumbo de las negociaciones bipartitas. Las conversaciones, no obstante, no revelan aún los sólidos avances que en principio se esperaba, especialmente cuando se trata de vecinos y consocios en mancomunidades regionales.

 

La arbitraria pretensión argentina de imponer exorbitantes moras y actualizaciones al capital original aportado para la construcción de la represa, carece de sustento jurídico y moral, ya lo explicaron con ecuánime raciocinio y acabado conocimiento avezados profesionales en el tema energético, comprensiblemente impacientes, al igual que la ciudadanía compatriota, por hallar términos de consenso y de rendimiento recíproco que una vez aplicados permitan cerrar este enojoso y prolongado melodrama que empantana la eventualidad de impulsar nuevas obras conjuntas de aprovechamiento hidroeléctrico.

 

Los socios deliberadamente ignoran, por simple conveniencia, que EBISA, la contrapartida de ANDE, retira puntualmente el 94,2% de la energía generada, correspondiendo el 44,2% al remanente paraguayo, visto que nuestro país solo utiliza el 5,8% de su fracción. Por ese concepto, la deuda de EBISA con Yacyretá se aproxima aceleradamente a los USD 4 mil millones y no se vislumbran indicativos fiables de una pronta amortización del débito y menos aún de la cancelación. Olvidan, también por simple conveniencia, que a Paraguay todavía no se le ha resarcido económicamente por el 80% de su territorio inundado, como tampoco se le abona en fecha y en un solo pago anual por el traspaso de su potencia excedente.

 

Un panorama esclarecedor que descubre que el cúmulo de utilidades, ganancias y ventajas se aposentan en el lado argentino, que especula con la obtención ilegítima de mayores cuotas de lucro, esta vez a expensas de conferir subrepticiamente a los aportes calidad de préstamos, de forma a triplicar e incluso cuadruplicar el monto participado.

 

Una auditoría internacional, para una neutral verificación de las cuentas que determine con pericia contable los estados financieros de la controvertida compañía energética, sería una alternativa de solución, una vez constatada la fiabilidad del procedimiento y examinados los méritos y credenciales de las auditoras que eventualmente concursaren.

 

Yacyretá es una posesión en régimen horizontal donde deben preponderar el equilibrio, la simetría y la rectitud, removiendo las tradicionales chicanas “institucionalizadas” en la entidad binacional.

 

En consecuencia, la Presidencia de la Delegación de Paraguay en el Parlamento del MERCOSUR exhorta a deponer mezquindades y parcialismos, a invertir ese disociador designio de acaparar y monopolizar haberes a costa del otro beneficiario. La bilateralidad es el pedestal en que descansa y se nutre la integración de los pueblos congregados en alianzas de naciones soberanas. Unas bilateralidades frágiles en las que predominan los afanes privativos del más fuerte e influyente devienen en colectivos endebles y distanciados de las metas comunitarias.

 

0 COMENTARIOS

Debe estar registrado para comentar